A la hora de buscar ofertas y promociones de vuelos para nuestros viajes en Internet, es posible que nos perdamos ante tanta promoción. Si quieres conseguir unos tiquetes baratos haciendo así que el costo de tu viaje en total te salga a unos precios más económicos, debes tener en mente una serie de pautas para saber dónde y cómo buscar tiquetes baratos.

Uno de los factores clave para conseguir unos boletos de avión baratos es reservar con bastante antelación los vuelos. Cuanto antes hagas la compra de los tiquetes, más baratos te saldrán. Si te descuidas y dejas las reservas para el último minuto, es muy probable que no puedas encontrar tiquetes baratos, especialmente en temporada de vacaciones o de puentes: en Semana Santa, verano y Navidades las tarifas suben como la espuma y hasta es posible que no encuentres ni plazas. Tendrás casi nulas oportunidades de conseguir tiquetes baratos si pretendes viajar el miércoles anterior al Jueves Santo, el 23 de diciembre o el 2 de enero. El hecho de evitar la temporada alta para volar en temporada baja no sólo supone conseguir unos tiquetes más baratos; también ahorramos en comodidad puesto que evitamos los inconvenientes derivados de la saturación de servicios.

También es recomendable, si se quiere conseguir tiquetes baratos, viajar a horas un tanto raras (de madrugada, por ejemplo). Hay poca gente dispuesta a tomar vuelos a determinadas horas, por lo que ciertas aerolíneas ofertan pasajes aéreos más baratos en esas franjas horarias.

También influye en el precio de los tiquetes el tiempo que permaneces en el lugar de destino. Si te quedas más de un mes el valor de los billetes de avión puede incrementarse del 10% al 40%.

Acudir a las aerolíneas de bajo costo también es una buena opción para dar con tiquetes baratos, aunque hay que estar dispuestos a renunciar a una serie de servicios que sí nos ofrecen las aerolíneas normales.

Las ofertas de último minuto, bastante escasas, que salen a la luz cuando las aerolíneas no han vendido pasajes suficientes, también nos brindan la oportunidad de cazar unos tiquetes baratos, con el inconveniente de que hay que estar muy atento y muy dispuesto a viajar a cualquier destino.

Como se ha podido deducir, para conseguir tiquetes baratos hace falta renunciar a una serie de comodidades y preferencias, pero tampoco hay que extraer la falsa idea de que los tiquetes baratos son sinónimo de vuelos poco confortables. Se pueden encontrar ofertas muy buenas por Internet, y ahí es donde entra la habilidad del viajero para buscar tiquetes que tengan una buena relación calidad precio. Lo ideal sería tener todo el tiempo del mundo para buscar minuciosamente entre las promociones de todas las aerolíneas y las agencias de viajes tiquetes baratos, pero la mayoría de las veces ese tiempo es escaso, por lo que una muy buena solución es acudir a los buscadores de vuelos para buscar ofertas de tiquetes baratos, compararlas entre sí y hacer las reservas de las que más convengan.